Insoportable

Así es cómo estoy, cómo sé que estoy desde hace algunos días.

Y es curioso, porque yo ya he estado así otras veces antes, por eso mismo sé identificarlo tan bien. Por eso y porque durante años me preocupé por conocerme a mí mismo lo suficiente como para dejar de estar así de insoportable, así de asqueado, así de lleno de desidia para conmigo mismo y para con el mundo que me rodeaba. Pues bien, yo pensaba que eso había terminado, que lo había superado, que ese estado de susceptibilidad con respecto al mundo, ese estado de no estar, ese desprecio generalizado por el mundo y todo lo que lo compone no iba a volver jamás. Pero resulta que un día pasa algo que hace que todo se tambalee y se derrumbe y uno ha de verse en la estúpida y terrible tesitura de afrontar que vuelve a estar donde ya estuvo clavado una vez, cuando la desesperación más absoluta me ponía al borde de un precipio extraño, lejano. A un paso de la mierda. O, ya puestos, hundido en ella hasta la barbilla.

¿Qué haces cuando no hay nada ni nadie que te haga sentir bien, que te haga volver a ti mismo, que te lleve a reconducirte? ¿Qué haces cuando todo te parece un estorbo, cuando todo te sabe mal, cuando todo te parece una mierda, cuando nada te hace sentir medianamente bien?

¿Qué haces cuando nada parece tener sentido?

Intento guardar la compostura, de verdad que lo intento. Pero estoy insoportable, no me aguanto ni yo. Y con más razón que en toda mi vida. Eso es verdad. Estoy en todo mi derecho a estar mal. Pero yo no quiero estar mal. Yo quiero recuperar mi entusiasmo, mi alegría, mi pasión, mi compromiso. Yo quiero recuperar-me.

¿Y ahora qué? ¿Cómo se hace eso?

‘Me lo expliquen.

Anuncios

5 comentarios en “Insoportable

  1. Juanjo dijo:

    Como dice, Carlos, un personaje de Paul Monette en su novela El último verano, “nunca le había dado vueltas a ninguna idea el tiempo suficiente para fruncir el entrecejo, ya que era capaz de expresar cualquier preocupación verbalmente con la rapidez del rayo: de este modo se desembarazaba de ella”. Así que habla con tu novio, con un amigo o amiga, con un amante, es decir, con alguien en el que tengas verdadera confianza y cuéntale lo que te pasa. Te descargarás y te sentirás mejor. Otra idea: haz contigo mismo una sesión de tormenta de ideas sobre cuál es la solución para dejar de sentirte así de insoportable. Cuando dejamos a nuestra cabecita fantasear sin ataduras solemos encontrar soluciones redondas. Saludos, Carlos.

    • Paperboat dijo:

      El caso, Juanjo, es que este estado tiene su razón de ser. La semana pasada ocurrió algo muy importante para mí y necesito tramitarlo, pero no sé cómo. Probablemente tengas razón y necesite expresar muchas cosas que ni yo mismo soy capaz de identificar en este momento, tan abrumado que me encuentro por el montón ingente de sentimientos y sensaciones que me abordan.

      Seguiré tu consejo. Muchas gracias.

      Un saludo. 🙂

  2. Anónimo dijo:

    Te entiendo perfectamente. Yo también me siento tremendamente sola y jodida. No hay nada que me haga sentir bien. Ocupa tu tiempo y trata de hacer cosas que te gusten. Si no funciona, no te presiones, bastante tienes ya con aguantarte. Asume que toca joderse y trata que sea una etapa lo más pasajera posible y de aprendizaje. Un abrazo.

  3. Charly porque nunca estamos preparados del todo para lo que se nos viene encima, nunca sabemos lo suficiente para afrontar sin bajones, todos los golpes de la vida. Tu estado actual es totalmente comprensible date tu tiempo, y no la pagues contigo mismo, es una cuestión sencilla y básica de digestión….El tiempo ayuda sin que nos demos cuenta, y como dice la anónima no nos queda otra que aprender y desear que lo antes posible vuelvas a dejarte fluir, aceptando lo que en un instante nos parece imposible que pudiera suceder.Tu amor e inquietud hacia la vida sabrá recomponerte. Y el yoga seguro que también te echa una mano. Un abrzo querido paper. Y ánimo.

  4. Hola, hoy me acordado de ti, y eso que ni siquiera te conozco… ¿Cómo es posible? Bueno, hace mil años (no mil, pero 6) yo hice un libro de color naranja y nombre planetario y tú fuiste uno de los lectores y recuerdo que tus comentarios me ayudaron mucho. Hoy estaba en plan “morriña”, acordándome de aquellos tiempos y he pensado, “¿cómo le irá a Paperboat?”, y he llegado aquí y al ver la fecha del post me he alegrado “¡qué bien!, sigue escribiendo”, pero al leer al post me he quedado preocupada. No sé qué te habrá pasado, pero ánimo, yo no llevo mi mejor año y medio (por culpa de una maldita enfermedad que no nos deja vivir con normalidad a mi chica y a mí) y sin embargo al final siempre encuentro motivos para salir del hoyo (por ejemplo, aquí hice una particular lista, para no olvidarme de las cosas importantes: http://www.editoraconcarrito.com/2011/04/lo-importante/)

    Un abrazo.

    Nuria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s