Que me vendo

Hace mucho, mucho, mucho, mucho, mucho tiempo yo era un niño asustado.

Pero ahora… ahora ya no soy un niño. Ahora soy un hombre.

Ahora soy un hombre asustado.

Soy todo lo que se supone que un hombre no debe ser.

Soy tierno, frágil y sensible.

Y no pienso pedir disculpas por ello ni una sola vez más.

No me lío a puñetazos, pero tengo mis propias maneras de defenderme. La verdad es que ahora mismo no me va nada mal.

No voy a avergonzarme de mí mismo. Esto es lo que hay. Seguiré siendo tierno, frágil y sensible te parezca lo que te parezca.

Y, aparte de eso, seré muchas, muchísimas cosas más. Algunas incluso un poco oscuras.

Lo que queda por explorar. Dejar salir la luz. Y la sombra. Todo va en el mismo paquete.

Tengo miedo. Pero no soy un cobarde.

¿O acaso un cobarde le pediría un baile a la Emoción?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s